Home Útil Como Entrenar a tu Perro y Establecer las Reglas de la Casa

Como Entrenar a tu Perro y Establecer las Reglas de la Casa

0 2

Cachorros

El entrenamiento de los cachorritos se debe focalizar siempre en la socialización y prevención de conductas no deseadas. Si, a mi también me encanta cuando me salta un cachorro encima, pero no es lo mismo cuando ese cachorro se transforma en un San Bernardo de 15 Kg! Por eso, hay que entrenarlos desde chiquititos.

Más que enfocarte en la obediencia de tu cachorro, deberías enfocarte en su socialización y en la prevención de conductas problemáticas mediante la estimulación de las conductas deseables.

Cómo entrenar a tu perro 1: Estimular las conductas deseadas

Es una tendencia humana enfocarnos en lo que no nos gusta. La clave en el entrenamiento de tu perrito, ya sea para enseñarle a que sea más obediente o a que se comporte de buena manera en casa, es nunca perder una oportunidad de premiar a tu mascota por hacer lo correcto, o por tomar una conducta deseada. Los dueños de mascotas a menudo desean que sus perros puedan sentarse, se acuesten, se queden en determinado lugar o se queden quietos cuando se les indique; bueno, para ir logrando esto es necesario recordar premiar a tu mascota cada vez que ellos tomen alguna de estas conductas al indicársele, más que castigarlos cuando no lo hagan. Premiarlos aumentará la probabilidad de que en el futuro repitan determinado comportamiento.

Dependiendo de la situación, el “hacer lo correcto” puede variar. Para perros que se entusiasman al recibir visitas y saltan encima de ellos, la conducta correcta podría ser “patas en el suelo”. Premia a tu mascota si logran recibir a una visita con las cuatro patas en el suelo. Si tu perro ladra más de lo que te gustaría cuando ve a otro perro, prémialo cuando logre mirar a otro perro y no ladrar.

Concéntrate en lo que quieres que tu perro haga, más que en lo que quieres que no haga. Para conductas problemáticas como ladridos, aullidos o saltos, piensa en lo que prefieres que tu perro haga en ese momento y desarrolla un plan de entrenamiento para lograr que lo haga. Si necesitas ayuda con el entrenamiento, no descartes ponerte en contacto con un entrenador de perros que te ayude con tu mascota.

Cómo entrenar a tu perro 2: Lidiando con conductas no deseadas

Muchos perros toman determinadas conductas no deseadas porque les “han dado resultados” en el pasado. Por ejemplo, los perros tiran de sus correas porque de esta forma quien los lleva avanza más rápido, ladran para llamar la atención y la tienen, saltan encima de tus visitas y todos ríen, etc. No me digas que no caes en esto con tu perro! A menudo, ignorar estos comportamientos es lo mejor que puedes hacer; es decir, esperar a que deje dicha conducta y premiarlo cuando tome otra que tu desees que tome (sentarse en vez de saltar, por ejemplo). Esto requiere paciencia, especialmente si los comportamientos no deseados le “han dado resultados” durante mucho tiempo a tu mascota.

Como te imaginarás, ignorar a tu mascota no será fácil. Lo más probable es que si tu perro solía ladrar para llamar tu atención, cuando dejes de darle atención con dicha conducta el ladrido se intensificará. Bueno, tienes que ser fuerte, resistir y no darle tu atención. Si no lo haces, la conducta no deseada volverá y más intensa que antes.

Otra buena medida es prevenir que tu mascota tome determinadas conductas. Por ejemplo, si tu mascota suele subirse a la mesa o entrar a la cocina cuando hay comida, podrías meterlo a su canil o dejarlo fuera de la casa de manera de prevenir incluso la tentación de tomar determinada conducta no deseada.

Finalmente, una medida alternativa que puedes tomar son las conductas incompatibles. Un perro no puede saltar si está recostado en su cama, un perro no puede ladrar si está usando un juguete con su boca, un perro no puede ponerse agresivo con otro si está enfocado en apuntar a tu dedo con su nariz. Si tu perro está haciendo algo que no quieres que haga, piensa en que es lo que sí te gustaría que estuviera haciendo en ese momento y entrena dicha conducta.

Esta es sólo una introducción a cómo comenzar a entrenar a tu perro. Para más ayuda, busca a un entrenador cerca de ti. Recuerda, si el entrenamiento no es entretenido para ti y tu mascota, no lo estás haciendo bien. Un buen entrenador debe lograr que al perro le guste su forma de trabajar y que el amo disfrute entrenar con su perro. Si alguno de estos elementos está fallando, puedes comenzar a buscar un nuevo entrenador.

Si tienes alguna pregunta sobre, cómo entrenar a tu perro, escríbenos un comentario abajo. Si quieres leer más consejos, inscríbete! y síguenos en Facebook, Google +, Youtube y Twitter.

Traducido e interpretado de Dogster.com

Foto por frank3.0 en Flickr (cc)