Home Perros Enseña a tu Cachorrito a ir al Baño: 7 Consejos que Agradecerás

Enseña a tu Cachorrito a ir al Baño: 7 Consejos que Agradecerás

0 3

Probablemente uno de los momentos más felices en la relación con tu perrito es cuando este llega a tu casa, conoce a los miembros de la familia, se ambiente en este nuevo espacio y eventualmente, se haga pipí o pupú en tu alfombra. Probablemente esto último le quitará la ternura a ese momento y deberás comenzar a pensar en cómo enseñar a tu perro a “ir al baño”. Acá te damos una pequeña ayuda, basada en algunas publicaciones que encontré en Internet. Acá van 7 Tips para enseñar a tu perro a “ir al baño”:

1. Mantén a tu perrito en la mira: Es súper importante mantener a tu perrito en la mira cuando estés en casa. Para eso puedes usar rejas para mascotas (las mismas que se usan para los bebés), tener a tu perrito amarrado o usar una correa para asegurarte de poder verlo todo el tiempo posible. Cuando leí esto pensé; ¿Y qué pasa si no tengo tanto tiempo en la semana para estar siempre con mi perrito?, bueno, este consejo aplica para cuando si tengas tiempo de hacerlo; por ejemplo los fines de semana o después del trabajo o universidad. Lo importante es darse este tiempo, especialmente cuando tienes un cachorro, este que necesita que estés ahí. Imagina si te hubieses criado sólo cuando eras un bebé.

Es importante la supervisión constante no sólo para entrenarlo a ir al baño, sino que en general, para evitar que se meta en problemas. No sería raro encontrar tu zapato, tu celular o el control remoto mordido por no vigilar constantemente a tu mascota. Esto puede ser costoso para ti y más importante, peligroso para tu mascota.

Si lo ves olfateando, rodeando algo o quejándose en la casa, rápidamente llévalo al lugar que quieras asignar para que haga sus necesidades. Cuando lo haga, felicítalo con todo, es un gran logro y debe saberlo.

2. Mantén un calendario de sus “idas al baño”: Si mantienes un registro de las “idas al baño” de tu mascota, te darás cuenta de tu perrito puede ser bastante predecible en la hora de sus idas al baño. Acá van algunas horas que debes incluir ya en tu calendario:

a. Tu perrito siempre tendrá que ir poco después de haber comido o bebido agua. Yo alimento a mi mascota dos veces al día, lo que me ayuda a controlar las horas en las que hace.

b. Justo cuando se despierte. Es común que los perritos vayan al baño justo después de dormir.

c. Pareciera ser que jugar los hace hacer pís. Si estás jugando con tu mascota, no sería raro que hiciera pís cada 10 minutos.

3. Se consistente: Asegúrate de que haya la menor variación posible. Siendo consistente tu mascota sabrá a que hora quieres que vaya. Se consistente llevándolo a hacer siempre al mismo lugar y por la misma puerta. Se consistente con las horas a las que quieres que vaya. Se consistente con la hora a la que lo alimentas. Se consistente y asegúrate de que todos los que en tu casa tengan relación con tu mascota mantengan estas reglas de entrenamiento de tu mascota. S

Si pierdes esa consistencia, te tomará mucho más tiempo entrenar a tu mascota.

4. Se persistente, se paciente: Mantén firme el entrenamiento de tu mascota a pesar de las dificultades. En ciertas oportunidades pensarás que tu mascota simplemente no aprende, pero tu no puedes rendirte! Trata de mantener la calma y no enojarte con tu mascota. Toma tiempo entrenarlos pero la recompensa es grande.

5. Felicítalo efusivamente: Parte importante de la crianza de mascotas es felicitarlos siempre que hagan algo bien. Nunca olvides felicitarlo efusivamente cuando vaya al baño en el lugar indicado. Esto ayudará a reforzar dicha conducta.

6. No maltrates a tu macota por un “accidente”: Necesitamos reiterarlo, NO MALTRATES A TU MASCOTA POR UN “ACCIDENTE”! No lo castigues si encuentras un “accidente”, nunca lo castigues después del acto. Tu mascota creerá que lo estás castigando por lo que sea que esté haciendo en el momento del castigo, no es tan fácil para ellos hacer la conexión.

7. Si ocurre un accidente, limpia rápido!: Lamentablemente va a pasar una que otra vez y si ocurre, asegúrate de limpiar rápidamente. Si tu perrito huele el pipí o pupú, volverá a hacer en el mismo lugar.

Finalmente, es importante un último consejo que no tiene que ver necesariamente con el entrenamiento pero si con el pupú de tu mascota. Siempre recuerda salir con bolsas para recoger el pupú cuando lo lleves de paseo. Es una irresponsabilidad no hacerlo; es malo para el medio ambiente y para los zapatos de los demás.

 Si tienes alguna pregunta sobre, cómo entrenar a tu perro, escríbenos un comentario abajo. Si quieres leer más consejos, inscríbete! y síguenos en FacebookGoogle +Youtube y Twitter.

Traducido e interpretado de Puppytraining.com

Foto por Winky! en Flickr (cc)