Home Perros ¿Por qué las Perras (hembras) también Montan?

¿Por qué las Perras (hembras) también Montan?

0 0

¿Tienes una perrita y has notado que en ocasiones, monta tu pierna o sus juguetes? Es raro, ¿no? ¿Por qué iba a querer una hembra, montar como un macho? Bueno, las respuestas a esto son variadas y las expondremos a continuación, sin antes dejar de comentar que “montar” es un acto perfectamente natural y una actividad común entre perritos machos o hembras.

Las hembras también “montan” piernas, almohadas, su camita o incluso a otras hembras. “Montar” es una actividad aprendida que comúnmente nace incluso antes de la madurez sexual de tu perrita. Los actos de “montar”, el restriegue pélvico o los lamidos de áreas genitales pueden indicar un jugueteo, deseo y estrés, aunque también puede ser un indicador de problemas médicos o de comportamiento que deberán afrontar juntos.

Hablemos de Sexo en las Mascotas

 

Enfrentémoslo, si, tu perrita te está montando. Cachorros jóvenes de incluso 6 semanas de vida, machos y hembras, han sido observados “montando”, incluso hasta que llegan a su edad de madurez sexual (desde el año a 2 años de edad). La forma de lidiar con esto va desde una combinación de entrenamiento y refuerzo positivo, hasta la esterilización.

Para la gran mayoría de los perros adultos que han sido esterilizados, los comportamientos de este tipo podrían seguir sirviendo para lo que podríamos considerar propósitos sexuales, al auto estimularse. Así es, perritos, machos y hembras también se masturban. Montar es un comportamiento aprendido y junto con lamerse sus áreas genitales, son comportamientos que les producen placer. La cirugía puede prevenir la reproducción, pero no elimina el placer o el sentido de alivio que experimentan cía estimulación genital.

Alivio al Aburrimiento y al Estrés

 

¿Tu perrita pasa mucho tiempo sola? ¿Tiene suficientes juguetes u  otras distracciones para hacerle pasar el día? Si pasa mucho tiempo sola o no tiene muchas más distracciones, otra razón por la que tu perrita te monta puede ser el aburrimiento o sentimiento de estrés. Así como algunos perritos ladran, muerden, se quejan, aúllan y mastican zapatos o sillones cuando sienten que no los están tomando en cuenta, también los perritos montan como una reacción al estrés.

Si tu perrito, hembra o macho, es un montar habitual, deberías considerar establecer un horario de paseos, corridas o juegos más estricto y regular. Involucrarte con tu perro, proveyendo una rutina puede ayudar a eliminar su aburrimiento o ansiedad como una razón para montar objetos, personas u otros perros.

Problemas Médicos o de Comportamiento

 

Si tu perrita se está montando todo lo que ve y especialmente si comienza abruptamente y no es una actividad ocasional, podría ser un síntoma de una problema más importante y urgente que requiere de atención veterinaria. El dolor físico causado por problemas al orinar o una infección en el tracto urinario, podría ser aliviado o alivianado por el acto de montar. El mismo problema se podría dar si tu perrito comienza a lamerse o masticar excesivamente su área genital.

¿Tienes una perrita que vivió en la calle, en un refugio o en un hogar en que pudo haber sido abusada y descuidada? Las perras podrían montar como respuesta a una mala socialización u otras condiciones de estrés. Perritas que bruscamente montan en situaciones de socialización, como paseos en el parque o cuando alguien visita tu hogar (me a pasado), podrían tener problemas de comportamiento que deberías aplacar vía entrenamiento y refuerzo positivo.

Los Hábitos

 

El supuesto habitual e incorrecto sobre montar es que es una actividad centrada en los machos y orientada a establecer dominancia. En perros adultos y mayores, especialmente en casas con muchos perros o en la calle, montar puede servir a propósitos sociales o para reforzar jerarquías. Para otros perros, las razones para montar son muy variadas como para atribuirlo a algo tan simple. Si no es constante, repetitivo o disruptivo, montar una actividad perfectamente natural para tu mascota.

Cómo cualquier comportamiento en perros machos o hembras, el montaje es aprendido, ya sea por repetición, estímulo externo o la falta de disuasión. Si tienes un cachorro y su comportamiento al montar es “aplaudido” con rizas o simplemente, no disuadido, los perros no aprenderán que este es un comportamiento incorrecto o no deseado.

¿Tienes o has tenido perritos que tengan un hábito de montar? ¿Cómo lidiaste con eso? Comparte tus experiencias con nuestros lectores :) Si tienes alguna pregunta sobre, cómo entrenar a tu perro, escríbenos un comentario abajo. Si quieres leer más consejos, inscríbete! y síguenos en FacebookGoogle +Youtube y Twitter.

Traducido e interpretado de Dogster.com

Foto por @78428166@N00 en Flickr (cc)